Es muy fácil ahorrar energía y dinero con su refrigerador

Es muy fácil ahorrar energía y dinero con su refrigerador. Los frigoríficos y congeladores representan el 32% del consumo eléctrico de un hogar (excluida la calefacción). Estos son nuestros 9 mejores consejos para ahorrar dinero con Liebherr.

Deshágase de su viejo refrigerador

Los dispositivos antiguos consumen mucho más que los nuevos, por lo que puede ser una verdadera ventaja para sus gastos diarios que cambiarlos. Liebherr ofrece una amplia gama de electrodomésticos eficientes energéticamente, algunos de los cuales son de la clase A+++++, ¡los mejores del mercado! Liebherr ofrece incluso aparatos con un consumo energético un 20% inferior al de un aparato A+++.

Compre un electrodoméstico de bajo consumo energético

La etiqueta energética proporciona una indicación clara de la eficiencia energética de su aparato. Una regla simple: cuanto más signo “+” después de la A, menos energía consume el dispositivo.

Elija cuidadosamente su ubicación

Nunca coloque el refrigerador cerca de una fuente de calor como un horno, una cocina, un radiador o incluso los rayos del sol. Independientemente de si se trata de una instalación suelta o integrable, siempre asegúrese de que el aire pueda circular bien detrás y por encima de la unidad para no obstruir la ventilación y dañar el compresor. Si se coloca entre los muebles, simplemente cree una abertura en el gabinete por encima del aparato para asegurar la circulación de aire.

Está todo en la temperatura

La temperatura de funcionamiento óptima para un refrigerador es de 5°C y -18°C para un congelador. Como regla general, cada grado menos en su aparato es 6% más de electricidad. Por lo tanto, un ajuste preciso de la temperatura puede influir directamente en sus gastos diarios.

Siempre cierre la puerta

Cada vez que se abre la puerta del refrigerador, se escapa aire frío y el aire ambiente entra en el aparato. Para compensar el aumento de la temperatura dentro del recipiente, el compresor debe utilizar más energía para restablecer la temperatura ajustada. Asegúrese de que la puerta de su aparato esté cerrada cada vez que lo utilice y no la abra innecesariamente y durante demasiado tiempo.

Descongele los alimentos en el refrigerador

Cuando quiera descongelar los alimentos de su congelador, colóquelos primero en la nevera. Su comida se descongelará gradualmente y el frío resultante enfriará el interior de su aparato, reduciendo el funcionamiento del compresor y ahorrando energía.

Ponga sólo alimentos fríos en su refrigerador

Evite introducir alimentos calientes en su aparato ya que esto aumentará la temperatura del recipiente y otros alimentos. El compresor se utilizará para compensar este aumento, lo que aumenta el consumo de energía. Por lo tanto, las comidas listas para el consumo deben dejarse a temperatura ambiente para que se enfríen antes de ponerlas en el refrigerador.

Descongelar el congelador

La formación de una gruesa capa de hielo en el congelador actúa como aislante, obligando al aparato a trabajar más para mantener su temperatura. Por lo tanto, le recomendamos que descongele su congelador regularmente. Liebherr ofrece una excelente alternativa equipando sus aparatos con tecnologías antihielo como NoFrost o SmartFrost, limitando o eliminando la necesidad de descongelación.

Controle las juntas de sus puertas regularmente

El sello de goma de la puerta es un aislante que impide el intercambio de calor entre el aire ambiente y el interior del tanque. Es importante revisar su sello regularmente en busca de fugas para mantenerlo apretado. Si no, ¡reemplácelo inmediatamente! Asegúrese también de que ningún artículo almacenado en su refrigerador bloquee el cierre de la puerta.

Responder