¿Qué hacer en caso de un accidente en el hogar?

Dic 23, 2021

Los incidentes en casa son más comunes de lo que pensamos. Por ello, hay que estar preparados y saber qué hacer en caso de un accidente en el hogar.

De acuerdo con la Universidad Autónoma de Nuevo León, podemos definir qué es un accidente de hogar como los acontecimientos inesperados que ocurren dentro de una vivienda, ya sea en el patio o jardín, el garaje o al interior de la casa.

Las niñas, niños, adultos mayores y amas de casa son las personas más propensas a sufrir este tipo de incidentes. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señala que, durante el periodo vacacional, los menores se accidentan un 30% más que en cualquier otra temporada del año.

Existen varios motivos por los que puede ocurrir un accidente en casa, como el cansancio, la falta de una infraestructura segura, una enfermedad, el estrés o incluso el mismo desconocimiento de los riesgos.

Los siniestros más comunes son:

  • Intoxicaciones o envenenamientos accidentales, como la inhalación de productos de limpieza y la ingesta de medicamentos sin supervisión médica
  • Caídas
  • Heridas con objetos punzocortantes, como cuchillos o vajillas rotas
  • Incendios y quemaduras
  • Ahogos o asfixia

Es importante que las familias estén preparadas para saber qué hacer en caso de un accidente en el hogar, teniendo un conocimiento básico en primeros auxilios y preparando un botiquín de emergencia.

Cómo actuar en caso de un accidente en el hogar

Si bien llamar a los servicios de emergencia es lo primero que debemos hacer en caso de un accidente en casa, hay medidas que podemos tomar en lo que esperamos ayuda.

Estas son algunas recomendaciones de cómo actuar en ciertos escenarios:

  • Esguinces. Si una persona sufrió una caída y tiene un esguince o fractura, es importante revisar que no haya heridas externas y que no esté perdiendo sangre. Es necesario inmovilizar la parte del cuerpo que esté lastimada y aplicar compresas de hielo para limitar la inflamación y ayudar con el dolor.
  • Desmayos. Cuando una persona comience a sentirse mareada y a perder el conocimiento, es importante recostarla o sostenerla para evitar un golpe en la cabeza. Si es más alta que la persona intentando auxiliarla, lo mejor es recargarla contra una pared para que vaya resbalando despacio.

Es importante verificar en todo momento que la persona respire y tenga pulso e intentar reanimarlo con un poco de alcohol; si deja de respirar, hay que aplicar la técnica de reanimación cardiopulmonar (RCP) de manera inmediata y llamar al 911.

  • Cortadas. Como vimos, este es uno de los accidentes más comunes. Cuando alguien se corta, hay que lavar bien la herida, tallando con vigor si fue una cortada ocasionada por algún cristal.

Si la herida no es muy profunda, se puede colocar una gasa para protegerla. Si hay sangrado abundante, hay que ejercer presión para detenerlo y acudir a un hospital para que la persona reciba la atención necesaria.

  • Quemaduras. Este es un escenario en el que debemos actuar rápidamente para auxiliar a la persona. Si es una quemadura leve, hay que limpiarla con agua potable o suero y cubrirla; si es muy grave, es importante llamar de inmediato a los servicios de emergencia.
  • Atragantamiento. La asfixia por un alimento, bebida u otro objeto es uno de los accidentes más comunes. Lo mejor es aprender la maniobra de Heimlich para utilizarla rápidamente en caso de emergencia.

Es importante tomar en cuenta el peso y la altura de la persona al realizar esta maniobra, ya que si es un bebé, niña, niño o anciano, hay que ejercer un tipo de presión diferente o lastimaremos a la persona.

Estos son algunos consejos para saber qué hacer en caso de accidente en el hogar y resguardar el bienestar de tus seres queridos. Recuerda siempre llamar a los servicios de emergencia para garantizar que la persona se encuentre bien y no haya alguna secuela del accidente.