Aléjese de los bancos de energía baratos

Los bancos de potencia son la fuente de alimentación de emergencia para uso móvil. La oferta es grande, los precios son muy diferentes y la calidad también. Los bancos de energía están de moda. Para muchos propietarios de teléfonos inteligentes, tabletas o cámaras, a menudo son los salvadores que necesitan cuando no hay conexión a la fuente de alimentación estacionaria – en camino al trabajo, en un avión o al aire libre.

No es de extrañar: en promedio, los usuarios acceden a sus teléfonos inteligentes más de 200 veces al día. Y en la industria de los materiales publicitarios, las baterías móviles se encuentran entre los productos más populares en el curso de la digitalización.

Pero cuidado: los bancos de energía baratos pueden convertirse en un peligro real. No se excluyen las explosiones y los incendios.

El problema: la oferta es confusa y está superpoblada, las baterías móviles se ofrecen en parte a precios de ganga – existe una verdadera batalla entre el precio y la calidad del producto. Y dado que el mercado está inundado de importaciones baratas de Asia, no es fácil encontrar su camino alrededor de la oferta.

4 Factores a tener en cuenta

Factor de seguridad: Tensión

Debe prestarse especial atención a la tensión, ya que la tensión emitida por el banco de potencia (tensión de salida) debe corresponderse con la tensión que el dispositivo final -sea un smartphone o una tableta- puede recibir (tensión de entrada). Si la tensión de alimentación es demasiado alta para el borne conectado, puede producirse un sobrecalentamiento y, en el peor de los casos, daños en el borne.

Peligro de sobrecarga

La corriente de un banco de potencia proporciona información sobre la velocidad de carga. Cuanto mayor sea el valor de la corriente, más rápido se cargará la batería móvil en el dispositivo. Sin embargo, la sobrecarga de un smartphone, la incompatibilidad de dos dispositivos o el daño a los iones de litio dentro del banco de alimentación por influencias externas pueden suponer un riesgo para la seguridad.

Un smartphone dañado es el mal menor aquí, como los informes de incendios domésticos, quemaduras y lesiones de los bancos de energía baratos que no cumplen con las normas de calidad requeridas se están acumulando. Por lo tanto, como cubierta protectora se debe utilizar una carcasa de batería robusta.

Capacidad de carga

Además de la tensión y la corriente, la capacidad de carga es un factor importante. Especifica con qué frecuencia se puede cargar el dispositivo móvil con la batería móvil. Si el Powerbank tiene un alto volumen de carga, puede incluso cargar el terminal varias veces con su energía, dependiendo de los requerimientos. Sin embargo, los bancos de energía de baja capacidad son difícilmente útiles para el usuario del smartphone. Se aplica la siguiente regla básica: cuanto más barato sea el Powerbank, menos volumen de carga para los dispositivos electrónicos.

Sello de prueba

Las características importantes para la seguridad y la calidad de los bancos de potencia son CE (Communauté Européenne) y CE (Comunidad Europea), GS (Seguridad Probada) o TÜV (Technical Supervisory Association).

Las primeras son marcas de prueba o sellos de prueba permitidos, prescritos por la ley en Europa y Alemania, que generalmente se refieren a la seguridad y protección de la vida y la salud. TÜV, Intertek o SGS-Fresenius son sinónimo de organismos técnicos de ensayo registrados que realizan comprobaciones de seguridad y, en algunos casos, emiten sus propios precintos.

Especialmente los Powerbanks como obsequios deben ser marcados con esas marcas. Uno de los sellos de prueba debe estar presente en el Powerbank, para que usted pueda estar seguro de la alta calidad y la carga móvil del smartphone no se convierta en un desastre.

Sin embargo, el lema es siempre no cobrar nunca un Powerbank desapercibido durante un período de tiempo más largo, para que pueda disfrutar del ayudante necesitado durante mucho tiempo.

Responder