5 Consejos para padres que acaban de tener un bebé

Sin duda alguna, ser padres es una de las mejores experiencias del mundo. Muchas personas se preparan con gran ilusión para este momento. Sin embargo, hay que tener en cuenta que nunca estamos del todo listos. Entonces, aquí tienes 5 consejos para padres que acaban de tener un bebé, los cuales pueden ser de gran interés. ¡Conoce además cómo escoger la bañera del bebé!

Recuerda que sobretodo, lo más importante tiene que ser el bienestar de tu bebé y esto es algo que solo tú puedes darle por medio de cada uno de los cuidados que puedas tener para con él. Si hay algo que no sabes cómo resolver, deberás consultar con un especialista. 

El que mejor sabe lo que necesita es tu bebé

Desde luego, muchas personas se acercarán a ti para dar consejos sobre tu bebé. La verdad es que de tanto que escuches, muchas veces esto se puede tornar un poco contradictorio y es aquí donde pueden surgir más dudas, por esto es muy importante que trates de que esto no haga que colapses y que trates de tener un poco más de intuición. 

Es muy importante fijarse en lo que el bebé nos dice, sí, así como lo lees. Tenemos que aprender a comunicarnos con el bebé aunque sepamos que este no habla aún, pero siempre habrá una manera de poder saber qué es lo que quiere y cómo podemos hacer lo mejor para él. Así que presta mucha atención. 

Es mejor visitar a que te visiten

En los primeros días o meses del bebé, lo recomendable es que no tenga tanto contacto con tanta gente ya que aún está un poco sensible. La mejor recomendación es que sean ustedes quienes visiten, ya que cuando somos nosotros quienes recibimos visitas, hay personas que no saben poner límites. 

Siempre que somos nosotros quienes vamos a alguna visita, podremos saber hasta qué punto el bebé podría tolerarlo y sabremos qué cartas tomar para no causarle ningún tipo de riesgo o incomodidad al bebé. 

Lávate las manos siempre antes de cogerlo

Como ya lo hemos dicho, el bebé puede ser muy sensible ante ciertas cosas y esto es lo que puede hacer que adquieran enfermedades sin que si quiera nos demos cuenta, por ello, siempre debemos lavarnos las manos antes de cogerlo. Sí, esta es una de las maneras en la que podremos protegerlo. Ante todo debemos ser muy cuidadosos con la higiene. 

Salid un rato a la calle cada día

Tomar un poco de sol será algo que le hará bien al bebé. Por supuesto que hay que ser muy cuidadosos, pero siempre que podamos estar en contacto con la naturaleza, el bebé lo agradecerá porque podrá irse adaptando conforme vaya pasando el tiempo hasta que se sienta del todo bien. 

Seca bien en los pliegues de la piel

Al momento en el que le demos su ducha al bebé, debemos secar bien los pliegues de la piel. Hay que recordar que si queda un poco de humedad en estas zonas, esto puede hacer que el pequeño desarrolle ciertas lesiones que pueden ser molestosas o incluso dolorosas para él.

Leave a Reply