¿Cómo evitar que la cal dañe la caldera?

 Agua caliente del grifo

El despertador de Lucía suena a las 6:30 y como todas las mañanas, antes de ir a trabajar, va al baño a ducharse. Pero le espera una desagradable sorpresa: ¡sólo un chorro de agua sale del cabezal de la ducha! Lucía tendrá que dejar de ducharse esta vez, pero la solución es fácil e inmediata: llamar inmediatamente a Asistencia Casa, con la oferta «Caldera sin límites» tiene derecho a intervenciones rápidas e ilimitadas por parte de un técnico cualificado. A su regreso por la tarde el técnico repara la avería y finalmente Lucía puede darse una ducha caliente con la cantidad adecuada de agua.

La intervención

Claudio es un joven pero experimentado fontanero gracias a su padre Vincenzo, que le enseñó el oficio. Cuando recibe la llamada son las 7 de la mañana, pero ya está en funcionamiento y hace los arreglos con Lucía para ir a su casa por la tarde a las 6.

«Si sale poca agua caliente del grifo en 8 de cada 10 casos es un problema relacionado con el exceso de cal que ha bloqueado el intercambiador de la caldera – explica Claudio – por desgracia en esta zona (en la provincia de Palermo) el agua es particularmente dura, supera los 15 ° F, por lo que no es raro que se formen depósitos de cal.

«Cerré el sistema de agua, lo vacié completamente y sustituí el intercambiador – continúa Claudio – el instalado estaba completamente afectado por la cal y el agua no podía fluir con el caudal adecuado». La intervención duró una hora y la caldera volvió a funcionar perfectamente.

El consejo del artesano

– ¿Cómo evitar que la cal dañe la caldera?

Las calderas de condensación modernas están equipadas con un filtro de cal que limita la acción corrosiva de la cal, pero también puede instalarse en calderas más antiguas. Se trata de un dosificador de sal de polifosfato que se coloca en la entrada de agua de la caldera, crea una capa protectora y disuelve los depósitos de cal.

– Aparte de la instalación del filtro, ¿Cómo se pueden limitar los depósitos de cal?

Las altas temperaturas del agua caliente favorecen los depósitos calcáreos, por lo que recomiendo ajustar la temperatura de la caldera a un máximo de 45° y mantenerla constante durante todo el año. De esta manera siempre tendrá agua caliente pero no hirviendo, evitará el desperdicio de energía y la caldera se verá menos afectada por la cal. Otro consejo: si el condominio está equipado con tanques comunes de recolección de agua, es una buena idea hacer una limpieza periódica para evitar los depósitos de cal.

– ¿Cómo evitar esta y otras fallas similares en la caldera?

El mantenimiento regular llevado a cabo por personal experimentado y cualificado es la forma más eficaz de prevención para evitar las averías de la caldera. Así que nunca olvides hacer la revisión de la caldera y el control de los gases de combustión para tener siempre un sistema eficiente y seguro!

Consejos finales

– ¿Con qué frecuencia debe revisarse la caldera?

Sugiero que un profesional revise el horno cada 4 o 5 años y siempre en caso de mal funcionamiento, aunque sea temporal. De hecho, es necesario evitar cualquier solución improvisada que pueda poner en peligro la seguridad. Sería como quitar el freno de mano y las correas de un coche con el pedal de freno que a veces funciona y a veces no: ¿te atreverías a conducir?

– Y limpiando la caldera, ¿Cómo lo haces?

Lo más importante es cuando lo haces y dependiendo de cuánto lo uses. Lo ideal es limpiar la caldera regularmente. Si el aparato se incrusta, la limpieza se hace difícil y algunos componentes podrían dañarse. He visto calderas que… tienes que poner las manos en el pelo. Más vale prevenir que curar.

  • Leave a Comment