Hoja de datos de habilidades de pensamiento crítico para tontos

De Critical Thinking Skills For Dummies (Habilidades de Pensamiento Crítico para Tontos)

Por Martin Cohen

¿Alguna vez ha sentido la necesidad de perfeccionar sus habilidades de pensamiento crítico, para poder dominar la lógica de los argumentos y mejorar sus habilidades críticas a medida que lee, escribe, habla o escucha? Esta Hoja de Trucos está aquí para ayudar.

Los ingredientes de un buen pensador crítico

Un buen Pensador Crítico está compuesto de muchos ingredientes. Si estás construyendo un Pensador Crítico, al Dr. Frankenstein, las siguientes habilidades y atributos son los que necesitas:

  • Tolerancia: Los Pensadores Críticos se deleitan en escuchar puntos de vista divergentes y disfrutan de un debate real.
  • Habilidades analíticas: Los pensadores críticos no aceptan cualquier tipo de conversación. Quieren argumentos bien construidos que presenten razones y saquen conclusiones sólidas.
  • Confianza: Los Pensadores Críticos tienen que tener un poco de confianza para poder examinar los puntos de vista que otros presentan – a menudo personas con autoridad.
  • Curiosidad: Los Pensadores Críticos necesitan curiosidad. Puede que haya matado al gato, pero la curiosidad es el ingrediente esencial para las ideas y las percepciones.
  • Búsqueda de la verdad: Los Pensadores Críticos están en misión la’verdad objetiva’ – incluso si resulta que socava sus propias convicciones y creencias previamente sostenidas y es plano en contra de sus propios intereses.

Los Pensadores Críticos Revisan la Metodología

Una habilidad de pensamiento crítico clave es ser capaz de comprender y criticar la metodología de un escritor. Cuando los autores escriben libros, realizan estudios o investigan un tema, operan dentro de un paradigma de investigación (un marco teórico) que afecta la forma en que ven e investigan el tema. En estudios académicos formales, los autores discuten el paradigma de la investigación de antemano, y eso es sencillo.

Pero lo más frecuente es que dejen en segundo plano la naturaleza del paradigma elegido, como un hecho. Por lo tanto, el Lector Crítico tiene que hacer un esfuerzo específico para resolverlo – y considerar cómo la elección puede sesgar la información reportada.

A continuación se presentan algunas preguntas útiles que se pueden formular cuando se examinan los informes y los resultados de la investigación en el amplio campo de las ciencias sociales:

  • Teórico o empírico: ¿El texto se refiere principalmente a ideas y teorías o se basa principalmente en observaciones y mediciones? La mayoría de los textos mezclan los dos enfoques, pero los lectores críticos necesitan identificar qué elemento debe ser el foco principal – ¡incluso si el autor parece confundido!
  • Nomotético o idiográfico: Estos grandes términos tienen su origen en el griego antiguo (nomos significa ley e idios significa propia o privada) y se refieren a leyes o reglas que se aplican en general en contraste con las que se refieren a los individuos. La mayor parte de la investigación social se ocupa de lo nomotético – el caso general – porque incluso cuando se estudia a los individuos, los investigadores suelen esperar generalizar los resultados a todos los demás. Tenga siempre en cuenta hasta qué punto pueden generalizarse de manera segura las observaciones totalmente válidas sobre un caso particular.
  • Causa o correlación: Tanta gente mezcla estos términos que el error tiene su propio nombre especial – cum hoc ergo propter hoc (en latín `con esto, por lo tanto, por esto’). En otras palabras, juntar cosas cuya conexión no ha sido probada. Tomemos un ejemplo médico. Un estudio reciente de más de un millón de mujeres con cáncer de mama verificó cuántas se curaron mediante operaciones para extraer células cancerosas sospechosas. Podría parecer natural suponer que la supervivencia se debía al tratamiento, pero el estudio también encontró que un grupo de control de mujeres a las que se les practicó una operación simulada (que no implicaba la extracción de ninguna célula) tenía una tasa de supervivencia idéntica, además de una reducción considerable de los riesgos o efectos adversos de los procedimientos. Tenga en cuenta que en los estudios experimentales, existe un sesgo incorporado para ver la causalidad incluso cuando, tal vez, no existe ninguna.
  • Respuestas estadísticas o hipótesis ideológicas: Muchas de las investigaciones se basan en probabilidades. Pero trabajar con ellos es algo que incluso los investigadores experimentados se equivocan – tal vez aplicando el procedimiento estadístico equivocado a sus datos y, en general, sobreestimando la importancia de sus hallazgos. Las estadísticas no son simples hechos sencillos y sencillos, sino que se crean, se malinterpretan y se manipulan, razón por la cual los políticos y las empresas a veces se aprovechan de ellas para presentar una imagen parcial.

Abordar la cuestión de la asertibilidad

¿Cómo separan los Pensadores Críticos los puntos de vista irritantes que no están apoyados por la evidencia de las teorías razonables que tal vez valga la pena considerar seriamente? Este problema a veces se llama la Pregunta de Asertibilidad (AQ), porque usted está preguntando qué evidencia le permite afirmar que la afirmación es verdadera.

He aquí una lista útil para probar teorías científicas:

  • ¿Qué tan bien encaja la idea con el sentido común? ¿Es una locura la idea?
  • ¿Quién propuso la idea, y tiene la persona un sesgo incorporado hacia la verdad?
  • ¿Los proponentes utilizan las estadísticas de forma honesta? ¿Lo respaldan con referencias a otros trabajos que apoyan el enfoque?
  • ¿La idea explica demasiado – o muy poco – para ser útil?
  • ¿Cuán abiertos son los proponentes de la idea acerca de sus métodos y datos?
  • ¿Cuántos parámetros libres existen? Es decir, ¿cuántos escenarios decididos artificialmente que limitan y afectan a la teoría?

Cómo los pensadores críticos entienden a las audiencias

Los Pensadores Críticos evalúan la audiencia destinada a todo tipo de escritura. Los siguientes son algunos enfoques de pensamiento crítico general para tipos particulares de escritura dirigidos a audiencias específicas:

  • Estudios académicos y redacción de informes: Por lo general, un resumen comienza con este tipo de redacción y el cuerpo principal del informe sigue un patrón establecido: una sección que describe el problema, una sección que explica lo que la gente ya ha dicho al respecto y la sección de métodos de investigación, que es muy importante. Esta última sección es donde el autor explica por qué ha elegido explorar el tema, sea cual sea, de cierta manera. La mayor parte del informe se refiere a un relato de «lo que se descubrió» utilizando este método, y las secciones finales se refieren a las conclusiones que se extraen de esta investigación.
  • Artículos de revistas: Usualmente comienzan con un resumen separado llamado sinopsis y el cuerpo principal comienza mirando el contexto de la cuestión y examinando varias posiciones posibles, todas tomadas con una referencia muy detallada. El párrafo final bien podría llamarse»Conclusión» y eso es lo que es: reunir los hilos de lo que se ha discutido anteriormente. La sinopsis y la conclusión de muchos artículos de revistas académicas son muy similares.
  • Artículo en una revista: Puede empezar con una pequeña historia, o una pregunta de broma, que es seguida por una discusión que se hace más detallada a medida que lees – ¡y puede terminar con una sorpresa al final!
  • Artículo de periódico: Por lo menos convencionalmente, estos empiezan declarando todos los puntos clave en la primera línea! El segundo párrafo amplía esta apertura, y el artículo en sí mismo consiste en lo mismo de nuevo con más detalle. Los artículos de periódicos no guardan el mejor trozo hasta el final, porque por razones prácticas de producción, el final del artículo es el primer trozo cortado si el espacio es un poco estrecho. A los periodistas de la vieja escuela siempre se les decía que estructuraran las historias de la misma manera: para decir quién, qué, cuándo, dónde, dónde, por qué, cómo, en ese orden… ¡No desestimen la escritura periodística! Está estructurado y comparte una característica importante con la escritura académica: la búsqueda de la imparcialidad.

Lo que se ve son noticias, lo que se sabe es el trasfondo, lo que se siente es opinión», como dijo el periodista estadounidense Lester Markel.

Responder