La cadena de frío esencial en la consevación de alimentos

Cuando Brasil, Filipinas y los países del Caribe han estado suministrando banano, una fruta altamente perecedera, a otros rincones del mundo, Bangladesh no puede hacerlo ni siquiera dentro de sus pequeñas fronteras sin utilizar conservantes tóxicos. Además, países como Estados Unidos, Canadá, Brasil, China y Australia, que son mucho más grandes que Bangladesh, garantizan la inocuidad de los alimentos para su población.

Estos países transportan frutas, verduras, pescado, carne y otros alimentos perecederos de una parte del país a otra, a veces a miles de kilómetros de distancia, sin usar aditivos tóxicos, según los expertos en alimentos. Entonces, ¿por qué Bangladesh no puede hacer lo mismo a pesar de ser un país muy pequeño donde la distancia entre sus puntas más septentrionales y más meridionales es de sólo 600 km?. Visita nuestra web camarasfrigorificas.es para que sepas lo importante de ello!

Falta de instalaciones de almacenamiento en frío

La cuestión se ha puesto de manifiesto en los últimos años, después de que la adulteración de los alimentos alcanzara proporciones alarmantes. Múltiples estudios independientes muestran que los graves problemas de infraestructura y logística, la falta de instalaciones de almacenamiento en frío y de transporte, las cosechas prematuras, el lucro de las empresas y la ausencia de una autoridad de concesión de licencias y supervisión de la agricultura comercial son las causas de la contaminación desenfrenada de los alimentos en Bangladesh.

John Ryder, asesor técnico principal de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en Dhaka, dijo que Bangladesh no es el único país con adulteración de alimentos, aunque es mucho menos común en los países desarrollados. «Los países desarrollados tienen una infraestructura mucho mejorada en la cadena de suministro, principalmente debido a la existencia de una cadena de frío eficaz desde la cosecha de los productos hasta la venta al consumidor final».

Almacenarlos a temperaturas adecuadas

La manera más efectiva de preservar y mantener frescos los alimentos después de la cosecha es almacenarlos a temperaturas adecuadas, dijo. Esto significa normalmente almacenar a temperaturas mucho más frías, en algunos casos hasta 0°C o cerca de 0°C, por ejemplo, para los productos pesqueros. Algunas frutas y verduras se pueden conservar durante varios meses a temperaturas frescas, agregó.

«La congelación de productos inmediatamente después de la cosecha es también un método común utilizado en todo el mundo, sobre todo para productos altamente perecederos (pescado, carne y algunas verduras). Esto proporciona una vida útil muy larga, pero requiere una infraestructura efectiva de la cadena de frío«.

Cientos de unidades de cadena de frío

La conservación también incluye el secado de los alimentos después de la cosecha, lo que es muy eficaz para mantener una larga vida útil. Otro método es el enlatado, un sistema que ha estado en funcionamiento durante más de 200 años.

Los Estados Unidos, Canadá, Japón y los países europeos han construido cientos de unidades de cadena de frío, desde almacenes hasta camiones y trenes. Estos camiones y trenes transportan alimentos perecederos y productos químicos sensibles a la temperatura para protegerlos de infecciones bacterianas. Nazma Shaheen, profesora de nutrición y ciencias de los alimentos en la Universidad de Dhaka, dijo que los países desarrollados utilizan tecnologías ecológicas y avanzadas para mantener sus alimentos seguros.

Responder