4 Beneficios del Té de Kombucha para la Salud

El kombucha es un té fermentado que se consume desde hace miles de años. No sólo tiene los mismos beneficios para la salud que el té, sino que también es rico en probióticos beneficiosos. El kombucha también contiene antioxidantes, puede eliminar las bacterias dañinas y puede ayudar a combatir varias enfermedades. Aquí están los 8 principales beneficios para la salud de la kombucha, basados en la evidencia científica. ¡Descubre el Kombucha de frutos rojos!

El kombucha es una fuente potencial de probióticos

Se cree que la kombucha es originaria de China o Japón. Se elabora añadiendo cepas específicas de bacterias, levadura y azúcar al té negro o verde, y dejándolo fermentar durante una semana o más.

Durante este proceso, las bacterias y la levadura forman una película similar a un hongo en la superficie del líquido. Por eso el kombucha también se conoce como «té de hongos». Esta mancha es una colonia simbiótica viva de bacterias y levaduras, o una SCOBY, y puede utilizarse para fermentar nuevo kombucha.

El proceso de fermentación produce ácido acético (que también se encuentra en el vinagre) y varios otros compuestos ácidos, trazas de alcohol y gases que lo hacen carbonatado.

En la mezcla también crecen una gran cantidad de bacterias. Aunque todavía no hay pruebas de los beneficios probióticos de la kombucha, contiene varias especies de bacterias lácticas que pueden tener una función probiótica.

Los probióticos proporcionan a su intestino bacterias saludables. Estas bacterias pueden mejorar muchos aspectos de la salud, como la digestión, la inflamación e incluso la pérdida de peso. Por esta razón, añadir bebidas como la kombucha a su dieta podría mejorar su salud de muchas maneras.

La kombucha es un tipo de té que ha sido fermentado. Esto lo convierte en una buena fuente de probióticos, que tienen muchos beneficios para la salud.

La kombucha puede aportar los beneficios del té verde

El té verde es una de las bebidas más saludables del planeta. Esto se debe a que el té verde contiene muchos compuestos bioactivos, como los polifenoles, que funcionan como poderosos antioxidantes en el cuerpo. La kombucha elaborada a partir del té verde contiene muchos de los mismos compuestos vegetales y, presumiblemente, cuenta con algunos de los mismos beneficios.

Los estudios demuestran que beber té verde con regularidad puede aumentar el número de calorías que se queman, reducir la grasa del vientre, mejorar los niveles de colesterol, ayudar a controlar el azúcar en la sangre y mucho más.

Los estudios también demuestran que los bebedores de té verde tienen un menor riesgo de padecer cáncer de próstata, de mama y de colon.

La kombucha elaborada con té verde puede ofrecer muchos de los mismos beneficios para la salud que el propio té verde, como la pérdida de peso y el control del azúcar en sangre.

El kombucha contiene antioxidantes

Los antioxidantes son sustancias que combaten los radicales libres, moléculas reactivas que pueden dañar tus células. Muchos científicos creen que los antioxidantes de los alimentos y las bebidas son mejores para la salud que los suplementos antioxidantes. El kombucha, especialmente cuando se hace con té verde, parece tener efectos antioxidantes en el hígado.

Los estudios realizados con ratas demuestran que beber kombucha con regularidad reduce la toxicidad del hígado causada por sustancias químicas tóxicas, en algunos casos en al menos un 70%.

Aunque no existen estudios en humanos sobre este tema, parece un área de investigación prometedora para las personas con enfermedades hepáticas.

La kombucha es rica en antioxidantes y los estudios han demostrado que protege el hígado de las ratas de la toxicidad.

El kombucha puede matar las bacterias

Una de las principales sustancias producidas durante la fermentación de la kombucha es el ácido acético, que también abunda en el vinagre. Al igual que los polifenoles del té, el ácido acético es capaz de matar a muchos microorganismos potencialmente dañinos.

La kombucha elaborada con té negro o verde parece tener fuertes propiedades antibacterianas, en particular contra las bacterias causantes de infecciones y las levaduras del género Candida.

Estos efectos antimicrobianos suprimen el crecimiento de bacterias y levaduras indeseables, pero no afectan a las bacterias y levaduras beneficiosas y probióticas que intervienen en la fermentación del kombucha.

La relevancia para la salud de estas propiedades antimicrobianas no está clara. El kombucha es rico en polifenoles del té y en ácido acético, que han demostrado suprimir el crecimiento de bacterias y levaduras indeseables.

 

Leave a Reply